jueves, 20 de octubre de 2011

Qué corta es la noche,
para que te amarres
a mi cintura traviesa.
No quiero que termine,
pero a tientas y reversa
tus manos completan
una estación de colores
para que cuando asome
el sol, sea el alba puesta
quien nos diga sin dudas
que la noche terminó.

©copyrigth 2011. de Beatriz Liliana Esliman.(derechos reservados del autor)

No hay comentarios:

Publicar un comentario