martes, 26 de abril de 2011

A TU ESPERA....

(POESÍA DE BEATRIZ LILIANA ESLIMÁN)

 En las sombras de mi alma puedo ver tu  luz a la distancia
que ilumina mi futuro deseado hasta donde mi vista alcanza.
Tengo amarrado el corazón  con una pequeña soga de nudos
y de ella no consigo quitar ni una pena  por un solo segundo.

Corro sobre la alfombra  formada por las estrelllas de  la noche,
y en mi camino un ángel entre sueños me ofrece una poción de amor.
Serena, pero obstinada en mi carácter, me desvelo a tu ansiada espera
y si caigo, me levanto para que erguida tú me distingas y me veas.

Sobria, sin  sobresaltos, mantengo mis pasos hacia el Norte sin tregua,
necesito cuidar la brújula que oriente mis pies y corazón a tu presencia.
Voy descendiendo al río que bañará mi cuerpo  con  azhares y verbena,
 mientras, bebo un trago  que mezcla la culpa y  la esperanza traicionera.

Ahogo mis lágrimas como perlas, y guardo mi sonrisa  en esta ausencia.
No poseo fortuna, ni tesoro en esta tierra, solo lo que llevo en mis manos:
un par de flores blancas, un libro, una canción y mis recuerdos lejanos.
Sola con  mi libertad  que acompaña, ya no sé que más pedir para que vengas...

©copyrigth 2011. de Beatriz Liliana Esliman.(derechos reservados del autor)




sábado, 16 de abril de 2011

LABERINTO.

(POESÍA DE BEATRIZ LILIANA ESLIMAN)

Doncella qué laberinto existe entre tus senos  suaves
Que ni cielo ni estrella me indican el atajo clave.
Abre tu mapa para ubicarme y llegar  sin ocultarme
Y  cobrar las horas al tiempo para que tú me ames.

©copyrigth 2011. de Beatriz Liliana Esliman.(derechos reservados del autor)

FUEGO.

(POESÍA DE BEATRIZ LILIANA ESLIMÁN)

Enciende con tus manos  mi cuerpo de resplandor,
Y aviva  las brasas que se encuentran en mi interior.
Pasión me dejas, pasión te doy en este juego impiadoso,
de piel y sudor  para  que el infierno se apiade majestuoso.

©copyrigth 2011. de Beatriz Liliana Esliman.(derechos reservados del autor)

UN PUÑADO DE CÉLULAS.

(POESÍA DE BEATRIZ LILIANA ESLIMÁN)

¿Quién ha puesto esta piedra en mi camino? que tropiezo una y otra vez,
¿será la historia que he heredado de mis ancestros como premio hasta la vejez?
Cuánto más suplico a los cielos que la quite, más se aferra a mis pies,
y si la ignoro  y la torno invisible, se aparece antes de contar hasta diez...

Soy un puñado de células, huesos, sueños y pecados que arrastro silenciosa,
 y solo engendro un paraíso inexistente e infértil con voluntad impiadosa.
Cuántas veces me aferro a la ilusión vana que arremete como puñal  a  la verdad
y el castigo no es el dolor que siento, sino  el vacío que existe sin piedad...

Soy valiente, abro mi corazón para que me lo  desarmen en pedazos dolientes,
y si pretenden atemorizarme no podrán, pues fuerte es mi daga penintente.
No necesito de espada ni fúsil para matar al tiempo, él se mata solo en mi penumbra,
es el suicidio más elemental, el de mi sombra,  que aún sin desaparecer, deslumbra...

©copyrigth 2011. de Beatriz Liliana Esliman.(derechos reservados del autor)

DEJAR LOS RECUERDOS ATRÁS.

(POESIA DE BEATRIZ ESLIMÁN)

 Mientras ruedo en este camino me asaltan los recuerdos,
e impetuosos  acosan en el miedo y no dejaré  que me invadan.
Ni un solo centímetro  de corazón debe quebrarse  por temor,
ni una sola lágrima debo derramar ante el hostigamiento artero.

Coraje de mi aliento que altivo se posa en la cima de mi ser
impidiendo que la espesa niebla del pasado me envuelva
como lienzo, e incolora mi paleta de sueños se despierta.
No dejaré  que nada reste,   mejor que todo sume sincero.

Que en mi cabeza se pose el aura de los soñadores eternos,
y mis manos se adueñen de colores arrancados al tiempo.
Abundante sea el agua  que apague mi sed y negado el destierro
del amor que deseo para arroparme suave en el lecho fresco.

Lavandas  seran las flores  cuyo aroma  mitiguen la espera,
y de rodillas mirando al cielo mi rostro se ilumine con dios febo.
No dejaré que me asalten los recuerdos, abandonados serán
en la puerta del olvido para que no haya posibilidad de regreso.

©copyrigth 2011. de Beatriz Liliana Esliman.(derechos reservados del autor)

miércoles, 6 de abril de 2011

SEQUÍA.

(POESÍA DE BEATRIZ LILIANA ESLIMAN)

Ay! que seca me has dejado amor,
que seca que has dejado  mi alma;
que por quererte  con tanto ardor
ni fuego tengo para una noche calma.

Ay! que seca me has dejado olvido,
que de pena se mueren los recuerdos,
y por tí, en sombra he caído pájaro ido;
 que a tientas mis pasos arrastran lerdos.

Ay! que seca me has dejado corazón,
que si llueve mi hierba ya no crece,
y sin tu ayuda hasta duda mi razón;
que de dolor en dolor lenta fenece.

Ay! que seca me has dejado amor,
 que en  tierra infértil me has convertido.
La sequía hizo su inútil y cruel labor,
aniquilar lo que has sentido y prometido.

©copyrigth 2011. de Beatriz Liliana Esliman.(derechos reservados del autor)








martes, 5 de abril de 2011

PERTENECERNOS...

( POESÍA DE BEATRIZ LILIANA ESLIMÁN)

Has entrado a mi fortaleza vulnerando la coraza,
entre cielo y tierra despojando al paraíso sagrado.
Atacada por sorpresa mi amor en llamas se desplaza
y son tus manos seguras que incendian mi curvo prado.

En cada montaña me tomas y deslizas a los abismos,
para caer en las aguas de mi centro cálido y ávido.
Ayudas a ascender con la fuerza de cien sismos
y plantas en mi boca un beso  que ilumina el cielo pálido.

La yema de tus dedos flacos entonan música en mi piel,
como melodía de encuentros ansiados por tiempo negado.
Mis cabellos son seda y tus manos juegan pegados con miel,
y encuentran nuestros ojos asustados  un hueco de placer legado.

©copyrigth 2011. de Beatriz Liliana Esliman.(derechos reservados del autor)




VUELTA DE PÁGINA.

(POESÍA DE BEATRIZ LILIANA ESLIMÁN)

El silencio emerge de mi propia rebelión,
de promesas nulas y castigos relevantes.
Recojo los restos de la mutilada ilusión
que perpeleja acude  al dolor sin sedantes.

Un tono de quebrada voz sin  medida y lento
 corre al eco de mis recuerdos fustigados de ausencia.
Y  en la palma de  mi mano se deshace tu aliento,
inevitable, no lo recupero y se aleja de mi presencia.

Rezo en mi lengua de amor que ya es recuerdo,
golpeo la puerta del cielo con inútil intensidad.
Nada ha quedado, siquiera pensamiento cuerdo
Solo un despojo  de tus  palabras sin necesidad...

©copyrigth 2011. de Beatriz Liliana Esliman.(derechos reservados del autor)