martes, 7 de diciembre de 2010

NADA POR ATESORAR.

(POESÍA DE BEATRIZ LILIANA ESLIMÁN)


No guardes nada,  porque nada te quedará.
El rencor no merece ser atesorado en cofres
de oro y plata, tú corazón no lo merecerá,
ni áun cuando el diablo quiera cobrarte favores.

No guardes nada, porque nada te quedará.
La codicia  no merece tu humana estirpe
Depréndete de ella porque no florecerá,
tú debes caminar por la calle y sentirte.

No guardes nada, porque nada te quedará.
Tu amor brindalo sin mácula alguna.
Dosifica la ternura y todo  lo tocado brillará,
Considera al cielo y a la tierra  la escena oportuna.

No guardes nada, porque nada te quedará.
Tu sonrisa que sea medicina para el alma,
comienza la toma cuanto antes y mejorarás.
Nada  es tan grave  y llegará la ansiada calma.

No guardes nada, todo muéstralo como un espejo,
y podras con tu liviana carga,hacer más fácil el camino
para regresar a casa después de un día desparejo;
entonces descansa, abre tu bolso y vacío lo encontrarás...

Y si queda algo dentro, devuelvelo a la vida,
pues no te pertenece!
©copyrigth 2010. de Beatriz Liliana Esliman.(derechos reservados del autor)


No hay comentarios:

Publicar un comentario